Archivos para febrero, 2012

243- Viajes…

Publicado: 11/02/2012 en Blog, Erasmus

“Me puse a viajar como un loco. Las grandes lecciones que aprendí fueron precisamente aquellas que los viajes me enseñaron. Mejor dicho, siempre he viajado como un loco, desde joven…

…Cuando me quejaba de que no podía quedarme mucho tiempo en el mismo sitio, la gente se extrañaba: << ¡Pero si viajar está tan bien! ¡Es una pena que yo no tenga dinero para hacerlo”>> . 

Viajar nunca es una cuestión de dinero, sino de coraje. Pasé gran parte de mi vida recorriendo el mundo como un hippy y ¿qué dinero tenía entonces? Ninguno. Apenas tenía para el billete, pero aun así creo que fueron algunos de los mejores años de mi juventud: comiendo mal, durmiendo en estaciones de tren, incapaz de comunicarme por culpa del idioma, viéndome obligado a depender de otros incluso para encontrar un techo donde pasar la noche.

Después de mucho tiempo en la carretera, escuchando una lengua que no entiendes, usando un dinero cuyo valor no conoces, caminando por calles por las que nunca has pasado, descubres que tu antiguo Yo, con todo lo que ha aprendido, es absolutamente inútil ante esos nuevos desafíos y empiezas a darte cuenta de que, enterrado en el fondo de tu subconsciente, hay alguien mucho más interesante, aventurero, abierto al mundo y a las nuevas experiencias.” 

Aleph, Paulo Coelho.

Mañana empieza la visita a un nuevo sitio que tachar de mi lista:  Budapest (Hungría).

…estefafdez…

Anuncios

242- Susurros…

Publicado: 02/02/2012 en Blog, Reflexión

“Mi madre siempre cantaba en voz baja, susurrando las letras, jamás cantaba a pleno pulmón… ella creía en el susurro, en susurrar.

 -En la vida hay poco espacio para los susurros – me decía – yo he recibido tres o seis minutos de susurros. Frases muy cortas de hombres en momentos muy puntuales: <<te amo…no te olvidare…sigue…sigue…>> .

 Los susurros son tan potentes que deberían prohibirse en la cama. Allí todos mienten, absolutamente todos. Nunca susurres en la cama y menos cuanto tengas sexo – me repitió con voz susurrante una vez en un taxi camino del aeropuerto de Pekín.

 Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo, Albert Espinosa. 

…estefafdez…