061- Imagos…

Publicado: 06/08/2010 en Blog

Definición en la Wikipedia: “Imagen a menudo idealizada de una persona, generalmente un pariente, formada en la infancia y persistiendo inconscientemente en la edad adulta”

.  .  .

“Hay cosas que no pueden controlarse, cosas que tienen que suceder, que han tenido que pasar con esa persona y no otra, tal y como ha pasado”

“Ella bebe las palabras de él, que la van llenando líquidamente por dentro, y le parece que su interior, encogido y reseco, se hincha y se redondea por momentos; ella piensa que el amor debe ser algo parecido a eso, a esa intuición de haber hallado a un Otro que parece poseer ese algo que nos falta, que representa la posibilidad de rellenar los huecos vacíos. Pero ella sabe por experiencia propia que esos vacios solo puede llenarlos uno mismo, a no ser que acceda a anularse. Al escucharlo hablar, ella imagina en qué consiste la dulzura de la propia renuncia, de la autoinmolación, la narcótica tranquilidad de dejar que otro asuma las riendas de su propia vida. Por eso accede a dar un paseo por la playa, y da por hecho que, en el postre, va a acabar sucediendo lo que ha de suceder, y que va a ser con él y  no con otro, tal y como va a ser”

Lucia Etxebarria “Nosotras que no somos como las demás”

.  .  .

El leer sobre imagos me ha hecho reflexionar sobre el poder del destino en nuestras vidas y sobre lo poco que a veces parece que controlamos aquello que nos va a venir ya predefinido desde el momento en que nacemos. ¿Cómo podemos saber si lo que hemos de pasar no está ya definido por alguien o algo que sabe exactamente las decisiones que vamos a tomar a lo largo de nuestra vida?, ¿Cómo sabemos si las personas que conocemos y que conoceremos estaban destinadas a que las conociéramos y dejaran (mayor o menor) impacto en nosotros?, ¿Qué o quién es el que decide que nos vamos a ir encontrando por el camino si no somos nosotros mismos?

Muchos dicen que el destino no está marcado por nada ni nadie, sino que el destino lo escribimos cada día nosotros mismos con nuestras decisiones. Pero, ¿y si no tenemos más remedio que tomar esas decisiones? ¿Y si estamos predestinados a dar las respuestas que damos?, ¿O a hacer las cosas que normalmente hacemos?

¿Y si encontramos a ese imago, a esa persona que es especial para nosotros, y que intentamos encontrar toda la vida y la dejamos escapar por una de esas decisiones que estamos predestinados a tomar?

…estefafdez…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s