Archivos para marzo, 2010

Para seguir una continuación de la entrada anterior, he de decir que las cosas que se habían dañado están reconstruyéndose completamente y aunque siempre queda alguna imperfección soy positiva pensando que son cosillas que siempre pueden solucionarse, además, no todos somos perfectos, empezando por mí…

Esta Semana Santa la paso en Sevilla haciendo una vuelta atrás en el tiempo y viendo como en menos de un año han cambiado tantas y tantas cosas que ni siquiera pensaba q pasarían y que, hoy en día, estoy agradecida de que hayan pasado todas y cada una de ellas.

Cada día aprecio más esos determinados gestos, esos pequeños momentos, cada uno de esos detalles que puede que no se vean pero que si te paras a fijarte, son mejores que cualquier momento bueno que puedas tener.

Como ya he dicho antes, no podría estar más feliz de que esta semana esté saliendo de esta manera, cuando escribí las anteriores actualizaciones pensaba que no acabaría así precisamente… pero siempre hay que recordar algo, no olvidar y no perder ese positivismo que siempre he tenido y que en esos momentos malos hace falta más que nunca…

Espero que estéis pasando unas buenas vacaciones y sobre todo una buena reconciliación con Dios!

…estefafdez…

Anuncios

010 – Volviendo a estar bien…

Publicado: 23/03/2010 en Blog

Poco a poco las cosas vuelven a su sitio, y es que ya se sabe, después de las tempestades siempre viene la calma y aunque después de semejante temporal hayan quedado daños siempre pueden repararse…

Mientras tanto estos días reconstruimos poco a poco aquellas cosas que han quedado dañadas para que todo vuelva a coger de nuevo ese aire misterioso y embriagador que había antaño y que tanto echaba de menos…

…estefafdez…

009 – Decepciones…

Publicado: 13/03/2010 en Blog

Una decepción y otra, y otra, y cuando parece que no habría más vuelve a haber alguna que otra más…

Decepciones, una tras otra, que dejan ver la parte mala que todos tenemos pero que no pensábamos tener que ver en mucho tiempo…

Lo último que quiero es sacar esa parte de mí, el estar así contigo me mata por dentro, y cada rato que estoy así me mata un poquito más… me desilusiona el hecho de que las ilusiones que me estaba haciendo se están haciendo más pequeñitas y todo por tonterías, por una semana mala que todos podemos tener pero que está llegando a límites a los que no pensaba que llegarían….

No quiero estar así, es lo último que quiero estar contigo y no sé exactamente qué hacer para ponerle remedio. Intento hacerme la indiferente pero no puedo, me duele demasiado el saber que estoy así contigo, me colapsa, no puedo dejar de pensar en otra cosa y de repasar una y otra vez mentalmente la última conversación que hemos tenido.

De vez en cuando deberías de darte cuenta también que lo que se dice a veces hace daño, y mucho y aunque lo hubieras dicho de broma, dicho está… y esas cosas se quedan ahí y pasan por mi cabeza una y una y una y otra vez. No eres tú la única persona que se ha puesto a pensar en cosas esta semana… y no me gusta el que nos lo estemos pensando tanto… no me gusta nada…

…estefafdez…

008 – Vuelta a la… ¿normalidad?

Publicado: 12/03/2010 en Blog

Esta no es mi mejor semana, ya se está viendo. Miles de dudas y de preguntas sin responder se amontonan en mi cabeza y miles de pensamientos, algunos buenos, otros malos, otros regulares, se mezclan con hechos y frases que se me han ido ocurriendo o que he ido escuchando a lo largo de esta semana que me hacen pensar aun más en todos estos pensamientos.

Pensamientos buenos que me hacen recordar aquellos tiempos de luz, de claridad, de felicidad… pensamientos que me hacen revivir emociones que no hace ni un mes que han pasado y que parece que pasaron hace años…

Pensamientos regulares por miles de dudas que se amontonan en mi cabeza pensando en si he hecho algo mal para que la cosa esté como está, en si pido demasiado o en si me hace falta estar como al principio para sentirme bien. Dudas que no son dudas para dejar algo tan bueno como lo que está pasando, sino dudas de pensamientos como… ¿por qué ha dicho esto?, ¿por qué me ha dicho lo otro?, ¿he hecho algo mal?, ¿he sido yo la que he estropeado algo tan bonito en algún momento del camino en estos meses?, ¿estoy pidiendo demasiado?…

Pensamientos malos de dudas sobre decir las cosas o no decirlas, sobre el qué pasará en ambos casos, sobre qué dirán de mí, sobre las opiniones que pudieran pensar al descubrir todo lo que hay detrás de la felicidad que tengo (aunque en esta semana no se note demasiado).

Sé que no todas las semanas pueden ser buenas, ni perfectas, ni que siempre tenemos que estar bien para todo y que tenemos nuestros más y nuestros menos y momentos en los que nos cabreamos, en los que nos enfadamos y ese enfado lo pagamos muchas veces con la persona a la que más queremos aunque no tenga nada que ver con nuestro enfado. Y sé que las cosas son así y que en eso consiste todo esto, pero a veces muchas frases duelen y aunque se digan en caliente y por otras cosas que haya detrás, se dicen, y no se olvidan y están ahí, una y otra vez, pasando por tu mente, haciendo que te preguntes si todo lo que veías tan bien y tan bonito no es todo lo bonito que tu quisieras, o que te hagas preguntarte si esto realmente va a funcionar y cosas del estilo aunque sólo sea un segundo el que se te pase ese pensamiento, pero ahí está, no dejándote dormir, pasando por tu cabeza una y otra vez con esas frases que te han hecho daño aunque no se hayan dicho con esa intención.

Porque si, puedes estar mal, pero a veces la persona con la que pagas ese enfado también necesita ánimos, y mimos, y que le digan que es especial… y sentirse querida, porque es muy fácil decir las cosas y quedarte tan bien y tan a gusto y desahogarte, pero… ¿cómo se queda el otro?, a veces deberíamos de preguntárnoslo más a menudo…

…estefafdez…

007 – …

Publicado: 09/03/2010 en Blog

Hay días en los que creo que puedo comerme el mundo y luchar con cualquier cosa que se me ponga por delante, pero hay días como hoy en los que me siento como un granito de arena en mitad de una playa esperando a que el viento sople para decidir que hacer con mi futuro.

¿Merece la pena pasar por todo lo que pasamos cada día?, ¿merece la pena el arriesgarse de esta forma?, ¿o simplemente todo sería mejor si hubiera seguido como antes?

 Me da miedo el pensar que después de todo lo que he ido arriesgando en estos últimos meses no merezca la pena, que no sea todo lo que esperaba y que este cuento de hadas no acabe de la forma en la que tenía que acabar y cambiemos el final feliz por un final no tan feliz….