Archivos para diciembre, 2009

005 – Aprobación

Publicado: 31/12/2009 en Blog

Para que pase lo que pase nunca dejes de sonreír y de hacer a los demás sonreír y sentirse bien consigo mismos. Así debería de haber más personas en el mundo, todo iría mejor.

¿Qué mejor manera de despedir el año que con optimismo, no?

..estefafdez..

004 – Veronika Decides To Die

Publicado: 20/12/2009 en Reflexión

veronika

“Bien, veamos. Después de concluir que tengo depresión, me va a dar medicamentos, ¿no? Sé que cientos de personas los toman y están bien. En serio. Saldré de aquí y volveré al trabajo con mis nuevos antidepresivos. Cenaré con mis padres y los convenceré de que volví a ser…una persona normal, que no causa problemas. Y un día un tipo me propondrá matrimonio. Será amable y mis padres estarán muy contentos. En el primer año, haremos el amor todo el tiempo. En el segundo y en el tercero, cada vez menos. Y cuando nos cansemos el uno del otro, me quedaré embarazada. Tener hijos, mantener un empleo y pagar la hipoteca mantendrá nuestra estabilidad por un tiempo. Y después de unos 10 años, él tendrá una aventura…porque estaré muy ocupada y muy cansada, y lo descubriré. Trataré de matarlo, y a su amante… a mí misma. Lo superaremos. Y unos años después, tendrá otra. Esta vez voy a fingir que no lo sé, porque armar un alboroto no vale la pena esta vez… Y viviré el resto de mis días… A veces deseando que mis hijos tengan la vida que nunca tuve… Otras veces, feliz en secreto, porque se están convirtiendo en mi repetición… Estoy bien….De verdad”

Así es como empieza la película que acabo de ver, “Veronica decides to die”. La película es una adaptación a la novela de Paulo Coelho interpretada por Sarah Michelle Gellar. He de admitir que el argumento me llamó la atención, y además de eso, y no sé exactamente el porqué, llevo bajándome películas que implican algún suicidio del personaje principal en estas últimas semanas. No es que piense hacerlo, pero creo que solo el hecho de descargarme y de ver películas de este estilo tiene un significado especial estos días. No es que implique que quiera dejar de existir ni nada del estilo sino otro tipo de perspectiva.

En todas estas películas, como por ejemplo en esta, la protagonista intenta suicidarse, por lo que acaba en un psiquiátrico intentando asimilar que pasará allí los últimos días de su vida. Pero, en vez de resignarse a quedarse allí, ella intenta escapar, lucha y conoce a personas que no esperaba conocer en ningún momento de su vida y que le dan otra perspectiva para exprimir cada día al máximo hasta que llegue su hora final. Hay una frase que me ha llamado la atención y que me ha hecho pensar esta tarde, la frase es una reflexión final del director del psiquiátrico sobre Veronika que dice:

“La mayoría de los suicidas repite sus intentos hasta que lo consiguen. Corrí un riesgo mintiéndole sobre su estado. Decidí probar el único remedio en el cual tengo fe… la conciencia de la vida. Hasta que se entere por algún otro médico, que está completamente saludable… ella considerará cada día como un milagro, lo que, en mi opinión… lo es”

Este párrafo me recordó al discurso de Steven Jobs en la universidad de Standford y a sus sabias palabras de que debemos vivir cada día exprimiéndolo al máximo y pensando cada mañana al mirarnos al espejo: “Si hoy fuese el último día de mi vida…¿Querría hacer lo que voy a hacer hoy?”

Y es que cada día deberíamos de aprovecharlo de la mejor manera posible, porque, remitiéndome a otra frase célebre (aunque esta es perteneciente a una frase puesta en los servicios de la biblioteca de Rabanales) “Aprovecha este segundo, porque nunca lo vas a volver a recuperar”.

Pero aun así y después de tantas frases célebres, al final acabamos sucumbiendo al miedo y a esa parte que prefiere seguir como hasta ahora sin tomar ningún riesgo y pensando en que lo que conocemos es lo mejor que tendremos y por ahora, lo mejor, es dejar las cosas así. A veces, y en días como hoy, me gustaría no ser de esas personas conformistas y a las que no le gustan que las cosas cambien, pero es así, soy así, y sé que debería de cambiar porque a veces pienso que me estoy perdiendo más de la mitad de la película de mi vida. Y es que, como una gran persona me dijo estos días entre reflexión y reflexión, “A ti no te gustan los cambios, aunque en tu interior quieras uno muy grande“.

Esta es una de las promesas para año nuevo, arriesgarme más, aparte de pararme más a mirar el porqué de las cosas que hago para aprender un poquito más de mí misma, que estoy descubriendo estos días que falta me hace. Y sé que debo hacerlo (antes o después) porque igual que he dicho que me estoy perdiendo más de la mitad de la película de mi vida, parece además que me estoy perdiendo media parte de mí misma que está ahí escondida y a la que no quiero ni mirar. Pero hay que hacerlo, poco a poco, eso sí, pero mirar y ver esa parte oscura que todos tenemos dentro a la cara y ver qué es lo que nos hemos estado perdiendo hasta ahora, nos guste lo que veamos, o no.

Y para acabar me voy a despedir con otra frase célebre de esta película sobre todo esto que dice:

“Hoy en día, muchas personas reemplazan sus emociones por el miedo, cuando todos tienen sueños, pero sólo unos pocos se dan cuenta de ello…esto nos hace cobardes al resto de nosotros.”

Aquí os dejo el tráiler de la película, muy recomendable por cierto:

…estefafdez…

Hoy he hecho algo que era impensable para mí hace unas semanas y es que, me he comprado un estuche nuevo.

Si, puede que os resulte una chuminá muy grande, pero todo tiene su explicación, y es que ese estuche que veis en la foto lleva conmigo desde 2º de la E.S.O. y para mí es un estuche muy especial.

Todo aquel que me conozca (al menos un poquito, o, que haya venido a ver mi cuarto xD) sabe mi adoración por los materiales escolares, llámense bolis, portaminas… y he de reconocerlo, me encantan y los colecciono, tengo cientos de bolis repartidos por mis diferentes casas y respectivas habitaciones, y, aunque tenga bolis para escribir hasta el día que me muera, siempre que veo uno nuevo que me guste no dudo en comprármelo. Me encanta, y en ese momento soy como una niña pequeña que se acaba de comprar una muñeca nueva.

A lo que iba, puedo tener cientos y cientos de bolis, pero solo he tenido un estuche tan especial como este y por eso, me duele despedirme de él. Este escuche ha estado conmigo en mi época buena, mala, regular… me ha ayudado mucho en los exámenes (todo hay que decirlo xD) y en él están muchos de los nombres de las personas que han ido influyendo en mi a lo largo de mi vida. Este estuche fue el que tuvo por primera vez grabado el nombre de uno de mis amores platónicos en mi época adolescente (lo feliz que me hizo en ese momento con una tontería tan grande xD), también fue el que recogió las firmas de mis mejores amigas en la E.S.O. y bachillerato y que hace que, aunque ahora no las vea todo lo que me gustaría, me recuerde todos los buenos momentos que he pasado con todos ellas.

Este estuche fue también el que tuvo grabado en él el nombre de cierta Pancis y que me ha hecho recordar a lo largo de estos años que a ella… ni hola!

Además de todo esto están los nombres de mis compañeros y amigos de facultad y, como broche final a la larga y productiva vida de este estuche, también tiene grabado en él el nombre de dos de las personas más importantes en mi vida en este momento y a las que veré de nuevo mañana 😀

Y es que en la vida pensaba que iría a renovar este estuche, pero hoy, casi sin querer y sin planearlo, he visto uno nuevo y me ha encantado. Y es que, hay que renovar lo viejo para dar paso a lo nuevo y a nuevas experiencias en tu vida. El estuche es solo un símbolo del cambio que interiormente he dado hoy.

Hoy, y después de ir a la presentación de un proyecto de fin de carrera, me he visto allí, exponiendo, terminando un ciclo de mi vida y empezando otro en un futuro no muy lejano. Un ciclo que espero que no me lleve más de dos años empezar y que estoy deseando ver que me depara. Un nuevo comienzo que no sé a dónde me llevará ni a quién me llevará a conocer en el futuro, lo que sí sé es que, aunque nos toque renovar las cosas viejas, siempre estarán ahí formando parte de nuestra vida, y que, este estuche, pasará después de estar 9 años conmigo cada día, a ser parte de la decoración de mi habitación y a formar parte de mi futuro testamento que le dejaré a mis descendientes xD

Hasta la próxima actualización….

…estefafdez…