Archivos para noviembre, 2009

En la era de la tecnología en la que vivimos nadie está a salvo de ser localizado, y si no que se lo pregunten al señor Google que es capaz de encontrarte en cualquier parte del mundo con un solo click de ratón.

En esta era en la que vivimos, pocos son los que no exponen su vida por la red, sea en forma de blog, fotolog, myspace o alguna de las fabulosas redes sociales llámense tuenti, facebook…

En este tiempo en el que todos hemos visto una foto comprometedora de alguien por tuenti, yo me pregunto…¿estamos seguros?

Muchos no lo sabrán pero cuando se entra por ejemplo en tuenti (igual que en cualquiera de las redes sociales y/o portales que hay repartidos por la red) estamos firmando un contrato con ellos dándole derecho (total, parcial… depende del sitio) tanto de nuestros datos personales  como de nuestras imágenes.

El usuario básico y medio está acostumbrado a no leer, ni siquiera lo importante, yo no culpo a nadie ya que yo soy la primera pecadora, y ya se sabe, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra… pero como he dicho, estamos acostumbrados a no leer y a dejar las cosas que vienen en letra pequeña sin ni siquiera mirarlas… esto es un problema serio, si esta letra en un futuro nos trae algún problema, esto me hace preguntarme…¿estamos seguros?

Ya dejando los mundos del tuenti y profundizando más en este tema de la seguridad, existe un nuevo término (ahora revolucionario por lo que se ve xD) llamado “Cloud Computing” (o Computación en la nube) que consiste básicamente en que podemos tener disponibles nuestros documentos, imágenes y archivos de forma online de tal forma que podemos trabajar con ellos desde cualquier ordenador conectado a internet.

Esto no es nuevo, todo el mundo ha bajado alguna vez algún archivo de megaupload, rapidshare o un largo etcétera de servidores gratuitos o de pago que han ido apareciendo a lo largo de los años. Este término designa no solo a eso sino el pasar a mayores y ya no tener solo tus archivos sino todo un sistema operativo online. Y esto me hace replantearme una pregunta, ¿de quién os sentiríais más seguros, de vosotros mismos, usuarios de un PC con vuestras cosas o de un servidor controlado por profesionales (o al menos se supone que debería ser así) donde que alguien que no eres tu tenga derecho a guardar tus datos? Esto tiene sus partes buenas, como por ejemplo que estés donde estés si tienes un ordenador con conexión a internet (bastante buena, no patata porque sino imaginaros como iríamos…) podrás entrar a tu sistema operativo como si estuvieras en tu casa siendo capaz de tenerlo todo como quieres con toda tu información y la parte mala es, ¿y si eso falla? El sistema está diseñado por personas y por regla general las personas tenemos fallos, muchos además… y si pasa algo…¿Qué pasa?, ¿puedo recuperar mis cosas?, ¿pierdo todos mis datos?, ¿y si hay un fallo en la seguridad?, y si alguien roba mis datos… ¿Qué hago? En ese momento nos acordamos de la letra pequeña que aceptamos y ni nos paramos a leer…

Si aceptamos estas condiciones… ¿estamos diciendo que confiamos más en otras personas que en la seguridad que podamos tener nosotros mismos en nuestros PCs?

Después de este debate sobre la seguridad volvemos para terminar la entrada al tema con el que hemos empezado, la privacidad y los mundos de las redes sociales tipo tuenti. Nadie está seguro y hay personas que, incluso sin tener tuenti, están en él. Además, con este tipo de redes sociales nadie está a salvo de que tus “amigos” cotilleen todo lo que tienes y todo lo que escribes, pones a los demás y las fotos que subes… y es que, como leí en una muy buena frase del estado de uno de mis “amigos” del tuenti y a modo de conclusión (y como el título indica):

“No me digas nada, ya me lo dirá tu tuenti”

Que gran verdad…

PD: La imagen que ilustra esta entrada también me pareció graciosa y ya que hablamos de tuenti, también existe facebook que tiene el mismo efecto, solo que, algo más internacional.

…estefafdez…

A veces los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Hay veces en las que un gesto, una frase al azar, un sentimiento o una sensación te descubren más cosas de las que tu pensabas saber.

Hay momentos tan simples y que son, a la vez, tan importantes, que te hacen darte cuenta de la gente que de verdad importa. Este fin de semana ha sido uno de esos momentos, concretamente hoy cuando, una despedida, me hizo darme cuenta de cómo hay gente que en mas o menos un año, puede cambiar la perspectia de tu vida y hacerla más especial. De cómo estas personas que hace tan sólo un año no conocia, en estos meses, se han ido haciendo un gran hueco en mi corazón y cómo, estas personas, son capaces de hacerte pasar los mejores y mas memorables momentos de este año.

También he de decir que ha influido mucho el hecho de que estas personas hayan compartido conmigo algo tan importante como cumplir el sueño de nuestras vidas.

Como bien he dicho, hay veces en las que una decisión puede cambiarlo todo. Hace un año tomé la decisión de decir y hacer realidad algo con lo que llevaba soñando toda mi vida y a partir de ahí empezó todo esto y gracias a esta decisión que, inteligentemente, tomé puedo escribir estas lineas.

A veces me pregunto…¿Qué hubiera pasado si hubiera dicho NO?, ¿Hubiera conocido a estas personas en cualquier otra circunstancia?, ¿El destino queria que nos conocieramos? Y si alguno de ellos hubiera dicho NO en vez de , ¿hubiera sido lo mismo?, ¿Nos habríamos conocido de todas maneras?

El destino tiene formas muy caprichosas de mostrarnos el camino que debemos tomar. He de confesar que al principio dudé sobre decir a todo esto, por mucho que fuera algo tan importante para mí. Dudé porque no sabía que me deparaba esta decisión ni como esto, luego, podría repercutirme a mí y a mi entorno, como por ejemplo, en casa.

Pero, en uno de estos momentos de lucidez dice , y esa parte valiente que suele haber escondida en cada uno de nosotros salió a flote y siguió alzando su voz con fuerza imponiendo su por encíma de todos mis miedos.

Aquel día no me di cuenta, pero hoy lo veo claro, sabía en mi interior que tenía que tomar esa decisión, cumplir mi sueño y dejar que el futuro y el destino eligieran lo que me encontraría y todo esto me lleva, de nuevo, a este finde donde me he dado cuenta de que al decír tome una de las mejores decisiones de mi vida.

Así que hoy y siendo optimista (como suelo ser en la mayor parte del año) os digo a mis nuevos lectores a modo de consejo (también a veces para mí misma) que tomemos riesgos y que digamos a todas las iniciativas, planning, viajes, y cosas así que vayan surgiendo en nuestras vidas, porque nunca se sabe que te puede deparar el futuro ni que te tiene preparado el destino, pero estoy segura de que, al final, con estas decisiones y sin planearlo, acabas conociendo a personas maravillosas por las que vale la pena tomar cualquier riesgo que se pueda presentar en tu camino.

Porque uno nunca sabe cómo las personas pueden influir en tu vida y a veces, en días como hoy, te das cuenta de cuánto significan estas personas para ti.

…estefafdez…